LO MAS LEIDO: › Reynaldo Escobar, el bloguero que reporta para la SINA............ › ¿Qué hacía Yoani Sánchez en casa del Jefe de la SINA? ............. › Wikileaks pone al descubierto a los "banqueros" de las Damas de Blanco ..................› Celebra Yoani Sánchez aniversario de organización terrorista de Miami ..............› Organización terrorista defiende a las Damas de Blanco ................. › Penúltimosdias y Yoani Sánchez, II Temporada: El enfrentamiento ..............› ¿Cuánto le paga EE.UU. a las Damas de Blanco? (Galería de cheques) ................. › Mercenarios cubanos celebraron Día de la DependenCIA ..............› El CPJ y las mentiras sobre los mercenarios que nunca fueron periodistas .................› Yoani Sánchez no tiene qué comer, y se gasta miles de dólares para denunciarlo.............. › EE.UU. confiesa haber inventado a blogueros mercenarios..............› Yoani Sánchez: "Face" de Tabla.................› El movimiento 15-M y los daños colaterales..............› George Bush promueve primavera árabe en Cuba ............... › Yoani Sánchez, con la SINA metida en su casa.............› Yoani Sánchez y la mentira que no cuadra con el billete..............› Asegura Freedom House que Yoani Sánchez y sus acólitos publican información prohibida ............... › Obama no ve cambios en Cuba..............› La muerte de un "disidente" y el garganta profunda de El Nuevo Herald ............. › Periódico El País denuncia mentira de Yoani Sánchez..............› El marido de Yoani Sánchez defiende a la Voz de los Mercenarios en Cuba............... › Dándole la patada a la botella..............› EEUU manipula deserción de médicos cubanos...............› Estados Unidos premia mercenarismo de Damas de Blanco.................› El Camaján, cómplice del terrorismo..................... › ¿Quién paga a los mercenarios de la Ciberguerra contra Cuba? ............... › Un fascista llamado Ernesto Hernández Bushto ....................› Pensar la (ciberguerra) contra Cuba.............› Las contradicciones de Ernesto Hernández Bushto.............› La FUPAD contra Cuba: otro eslabón de la estafa al contribuyente norteamericano............› Lapidando a Yoani Sánchez, otra vez................ › Yoani Sánchez y James Carter dialogan sobre las "redes civiles" en Cuba .............› Las demandas secretas de Yoani Sánchez .............› Ciberguerra. Las Razones de Cuba...........› Mercenarios propician invasion a Cuba............› La BBC sobre la Ciberguerra............› Lágrimas de Pájaro Tieso.........› Un documental sobre las Revoluciones de Colores.......› Yoani Sánchez: mejor que me calle...........› Legislador de EE.UU. defensor de Posada Carriles se preocupa por Alan Gross............› Hillary Clinton reafirma su "compromiso personal" con mercenarios cubanos ............› Yoani Sánchez, qué clase de coraje.........› Revelan nuevas conexiones entre agente de la CIA, Yoani Sánchez y el gobierno de EE.UU........›Reconoce Hillary Clinton misión subversiva de Yoani Sánchez......› Robert Guerra, el agente de la CIA amigo de Yoani.......... › Yoani Sánchez sale del closet, otra vez ..............................  

jueves, 24 de abril de 2014

¿Premian a Yoani Sánchez por Zunzuneo?

La bloguera cubana, Yoani Sánchez, de turista en la Casa Blanca
La bloguera cubana Yoani Sánchez será homenajeada por el Chicago Council on Global Affairs por sus esfuerzos para "enfrentar la censura y promover la libertad de expresión", segun informó hoy EFE.

Según la agencia española dicha organización acogerá el 12 de junio la conferencia "Cuba sin censura", que se celebrará durante la decimotercera Gala Anual Gus Hart.

De acuerdo con un comunicado del presidente del Chicago Council on Global Affairs, Ivo H. Daalder, el uso de las redes sociales y de internet realizado por Sánchez representa "una tendencia mundial sobre el papel que puede desempeñar la tecnología en la transformación de las sociedades".

El homenaje del Chicago Council on Global Affairs tiene lugar a solo semanas de que la bloguera  fuera señalada por AP como "una de las personalidades que según los organizadores podrían transmitir su “microblog en Twitter a través de la plataforma de mensajería de ZunZuneo”.


Y a solo unos días que la misma agencia de prensa pusiera al descubierto la complicidad de la organización, que le sirve de guía en sus "independientes" paseos por la Casa Blanca (Raíces de Esperanza), en el injerencista proyecto de la USAID.
El programa estadounidense ZunZuneo, creado para promover la subversión en Cuba, constituye una violación de los principios básicos del derecho y las relaciones internacionales.

Un dato importante. En su calidad de homenajeada de Gus Hart, la "independiente" bloguera recibirá un honorario de US$10,000.00 y una estancia en Chicago por una semana con todos los gastos pagados, para interactuar con profesionales del area commercial, civica y la prensa.

¡Nos salvamos! Ania Linares no quiere cantar en Cuba... por ahora

¿Qué pinta Posada Carriles en Miami?

¿Paisajes o planos planos para poner bombas?
De acuerdo con el libelo digital, publicado en Miami, Libre: "Una gran subasta de arte se cumplió en una compañía de seguros de la hija de Oswaldo Mitat para apoyar al patriota Luis Posada Carriles".
Como suele suceder en este tipo de homenaje que de vez en cuando la mafia anticubana de Miami organiza para homenajear al Bin Laden de América, el terrorista agradeció el gentil gesto de sus ex compañeros de luchas al afirmar que:
 
“Estas muestras de afecto del pueblo cubano en Miami son las que han sostenido muy en alto mi espíritu de lucha y mi agradecimiento por esa batalla que hemos librado durante más de 50 años”.

Por su parte, el organizador Oswaldo Mitat,  agradeció a los presentes  el aporte económico que hicieron mediante la compra de las obras de Posada Carriles "que siempre han sido muy apetecidas por exiliados y público amante al arte".

En realidad, la supuesta subasta organizada en Miami no es más que otra forma de manuntención del asesino Barbados. Posada Carriles asesinó, en 1976, mediante la explosión de una bomba en pleno vuelo, a 73 pasajeros de un avión de cubana, delito por el que fue a parar a una cárcel en Venezuela de la que salió, sin cumplir condena, con el apoyo de la mafia anticubana de Miami.

La "subasta de arte" es una prueba más de cómo se apoya el terrorismo en esa ciudad del sur de la Florida.

La "pintura" de Posada podría enmarcarse en la tendencia de los "torturadores pintores" cuya escuela parece estar encabezada en los Estados Unidos por otro connotado criminal de guerra, el ex presidente George W. Bush.

martes, 22 de abril de 2014

Liberado Agustín Bejarano

Miami (EE.UU.), 22 abr (EFE).- El pintor cubano Agustín Bejarano, condenado en 2012 en un tribunal de Miami (Florida, EE.UU.) por conducta lasciva contra un menor, fue deportado a la isla tras cumplir las tres cuartas partes de su condena, informó hoy el sitio digital CaféFuerte.
Bejarano, de 49 años, se había declarado culpable en un tribunal de esta ciudad del delito de intento de abuso sexual de un menor de cinco años, por lo que fue condenado a 42 meses de cárcel y 10 años de libertad condicional.
El conocido pintor fue puesto en libertad el pasado 11 de abril, luego de cumplir el 85 por ciento de su condena y ser transferido a las autoridades de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para su deportación, recogió este sitio de internet dedicado a cubrir la actualidad de Cuba y Miami.
CaféFuerte muestra en su página web una foto de Bejarano a su llegada al aeropuerto de la capital cubana, en compañía de uno de sus hijos y sus suegros, supuestamente tomada el pasado 14 de abril.
"Su liberación y retorno a Cuba pone fin a un escabroso caso que desató tensiones familiares y provocó ásperas reacciones de amigos y admiradores de su arte en Cuba y el extranjero", apuntó el sitio digital, para agregar que "la prensa cubana no ha mencionado su regreso a la isla".
Un juez impuso la sentencia a Bejarano en una vista judicial celebrada en un tribunal estatal del condado de Miami-Dade, después de que el acusado alcanzara un acuerdo con los fiscales a cambio de recibir una condena menor.
El pintor fue arrestado en marzo de 2011 bajo acusaciones de que intentó abusar del menor cuando se encontraba de visita en su casa de la ciudad de Hialeah, aledaña a Miami.
Los padres del niño presentaron la denuncia a la Policía después de que el menor les contó lo sucedido.
El artista es un reconocido pintor cubano que se encontraba en Miami para participar ese año en la feria Arteaméricas, que anualmente exhibe arte latinoamericano y del Caribe.
Bejarano ha sido declarado depredador sexual por las autoridades de Miami y se le prohibirá mantener contacto con la familia del menor.
Por un acuerdo con la Fiscalía fue sentenciado a 42 meses de cárcel más 10 años de probatoria, pero dada su condición de extranjero, sin residencia legal, su deportación debía producirse por vía rápida tan pronto fuera excarcelado. EFE

El MININT prohíbe…, la noticia de un rumor

Por Rocío Martín

Mientras que la buena Conducta, filme del realizador Ernesto Daranas, se alzó con el StarPrize a la Mejor Película en el Havana Film Festival, celebrado en Nueva York entre los días 3 y once de abril, la mala conducta de los que perseveran en sus ataques contra Cuba hicieron de este un escenario donde figuras relevantes del cine cubano fueron utilizadas para quedar en ridículo.

Cineastas como Jorge Perugorría, Gerardo Chijona y Enrique Álvarez comentaron en esa plaza, con la inercia de diálogo desprejuiciado que tienen en sus espacios aquí, algunas cuestiones relativas al cine que les preocupaban, pero que habían buscado zanjar por la vía institucional en un diálogo “privado” con sus instituciones culturales. Lo hicieron porque acostumbran a hablar naturalmente ante personas que no manipulan sus palabras ni voluntades, y fueron traicionados.

En el evento “Nuevos horizontes en el cine cubano contemporáneo: un diálogo abierto”, mencionaron una carta enviada al Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficos, y al Ministerio de Cultura, donde expresaban su preocupación por el rumor de que el Ministerio del Interior (MININT) exigiera revisar los guiones y el equipo técnico de sus proyectos como condición para autorizar los permisos de rodaje.

La carta existe porque la inquietud la justificaba; el rumor, es solo eso.

Sin embargo, en este contexto que nuestros artistas pensaban franco e inocuo para debatir, hubo quien se aprovechó para hacer públicos, sin que le temblara el pulso, los argumentos que ellos habían decidido transmitirle a sus instituciones—porque confiaban en la capacidad de estas para buscar la verdad concreta entre las suposiciones—, antes de hacer pública una media certeza.

En la lógica del autor del texto que dejó en evidencia pública a nuestros creadores, una “disposición fantasma”, como él mismo la nombra, fue trigo suficiente para desatar una alharaca, no importa si para ello violaba el derecho a la privacidad de expresión (que también existe, en el reverso del argumento que se usa para atacar injustamente a Cuba).
Quizás el autor, que no estaba ahí con libertad para escuchar, porque sabía de antemano qué debía escribir, ni siquiera interpretó bien la frase de Enrique Álvarez que luego citó: “es una declaración que no es pública, es una declaración que hemos hecho a través de nuestras instituciones, porque nos interesaba que nuestras instituciones fueran las que defendieran su espacio institucional”. (http://www.diariodecuba.com/cultura/1397154780_8082.html)

Pero aun si hubiera sopesado respetar esta voluntad, es comprensible que para él resultara demasiado fuerte la tentación de amplificar estos criterios: el hecho de que los artistas e intelectuales cubanos “se opongan” a alguna medida o institución pública del Gobierno, siempre vende bien. Por eso el mismo medio que reprodujo estas palabras, catalogó al recién finalizado VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de oficialista, porque a pesar de los intensos debates que suscitó, no hubo nadie que se opusiera “rabiosamente” a algo que implicara un principio de voluntad política.

En el cónclave se escucharon criterios contrapuestos, discusiones encendidas, desacuerdos; sobre el tema del cine en específico y todo lo que puede ampliar y mejorar sus marcos creativos, se debatió ampliamente; pero no hubo pronunciamientos públicos sobre la base de rumores, porque todo el que se respete a sí mismo, sabe que esa no es forma de hacerse escuchar en serio. (http://www.lajiribilla.cu/numero/674)

Claro que, de haber sido cierta la lamentable suposición, era justificado que los cineastas, siempre defensores de lo que beneficie la creación, y al arte como protagonista —principio suscrito en reciente entrevista por el actual Ministro de Cultura, Julián González Toledo (http://www.lajiribilla.cu/articulo/7494/declaracion-de-principios)— manifestaran su desacuerdo, e hicieran lo que estuviera en sus manos para demandar respuestas ante un procedimiento que interfiere la política cultural cubana, y pudiera dar señales de desconfianza. Durante los 55 años de Revolución, los artistas todos, y en particular los cineastas, siempre se han manifestado así, y no se espera menos de ellos.

Pero a estas alturas todo se ha dicho tan claro que no hay cómo sostener una paranoia: “Al enumerar las fuerzas con las que contamos para enfrentar esos desafíos (los que imponen la subversión de los Estados Unidos contra Cuba), nuestro Presidente mencionó, en primer lugar, a los intelectuales y artistas, cuyo compromiso patriótico, como parte de la gran masa del pueblo, está fuera de toda duda”, expresó el Primer Vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel en la clausura del referido Congreso.

El argumento con el cual el autor pretende denigrar la imagen de nuestros cineastas, no tiene nada que ver con el proyecto de institucionalización y perfeccionamiento de la legalidad que implementa el Gobierno cubano. De haber sido cierto el rumor-error, ¿no se habría dado a conocer por alguno de los medios oficiales? Él mismo cita un comentario de Gerardo Chijona en el que se recuerda cómo, cuando la relación arte y política en el país estaba a otro nivel de discusión, las decisiones que se tomaban —desacertadas o no— aparecían publicadas como resoluciones del Consejo de Ministros ¡en la prensa!.

Es real que cuando se trata de filmaciones que interrumpan el tráfico en vías expeditas, que incluyan el uso de armamentos —u otras particularidades de las que se responsabiliza el Ministerio del Interior—, es necesario que este expida un permiso de rodaje, pero: 1. siempre ha sido así, e históricamente el MININT ha colaborado con el ICAIC en la gestión de estos permisos, y en todas las esferas en las que se ha requerido su apoyo; 2. el permiso se obtiene mediante el completamiento de un formulario simple, y no a partir de la entrega del guion a revisión; 3. esta práctica no es privativa de Cuba, sino de cualquier país que se precie de un mínimo de ordenamiento.

Continuidad de la algarabía

Saciado del zumo extraído a los comentarios (no declaraciones) que escuchó en el Havana Film Festival referidas a “una supuesta” exigencia del Ministerio del Interior de revisar los guiones de las películas, el autor del artículo pasa a relacionar diferentes acontecimientos vinculados al cine y sus instituciones, a los que alevosamente cataloga de escándalos.

¿Que los cineastas demandaron incorporarse al proceso de discusión y análisis sobre la necesaria transformación del ICAIC y el cine cubano? Sí, pero ante sus ojos, si se da el debate es escandaloso, y si no, el oficialismo impone la censura.

¿Que trató de evitarse un tráfico ilícito de obras extraídas de la casa del desaparecido intelectual Alfredo Guevara? Sí, pero lo que para él es confiscación venenosamente descrita, para todo el que tenga sentido común es protección del patrimonio cultural cubano.

¿Qué se impuso el orden en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños, tras detectar en un ejercicio de verificación fiscal varias irregularidades y descontrol que condujeron a hechos ilícitos? Sí, ¿hubiera sido menos escandaloso tolerar la corrupción y el desorden? Esta era la mejor forma que el Estado cubano tenía de continuar “respaldando y estimulando a la Escuela que fundaron Fidel y García Márquez”, según afirmó en aquel entonces el viceministro de Cultura, Fernando Rojas (http://www.lajiribilla.cu/articulo/5154/el-estado-cubano-seguira-respaldando-y-estimulando-a-la-escuela-que-fundaron-fidel-y-g).

¿Que se cerraron las ilegales salas de cine 3D, las cuales no contaban con la licencia para ejercer esta actividad, en los marcos delos nuevos modelos de gestión no estatal? Sí, en ese momento se hicieron – y se harán- respetar las leyes establecidas, si bien el Consejo de Ministros ha reconocido que por las vías legales se evaluarán todas las propuestas que los nuevos escenarios alienten.

¿Qué con naturalidad, y siguiendo los principios de la política de cuadros, a mediados del 2013 Roberto Smith fue nombrado como presidente del ICAIC? Sí, se hizo teniendo en cuenta sus 34 años de experiencia en la institución, y no su “trayectoria de censor”, como aviesamente alega el autor, sino su voluntad manifiesta a“encontrar nuevos caminos para el cine cubano dentro y fuera de las instituciones; crear condiciones que aseguren el pleno ejercicio de la creación artística audiovisual; promover el talento, sobre todo, entre los jóvenes realizadores; estimular el clima creador…..” (http://www.lajiribilla.cu/articulo/5548/cine-cubano-el-futuro-sera-el-mismo-y-a-la-vez-diferente).

El colmo del cinismo en el texto se resume en el tono lastimero con que se menciona al otrora presidente del Instituto, Omar González, quien, según se plasma, “comenzó a ocupar una triste oficina”. Para quienes se especializan en el ataque mediático contra Cuba, todos los dirigentes de las instituciones públicas del Estado son incómodas hasta que dejan de ocupar sus cargos, por cualquier razón. A partir de entonces, les empiezan a resultar atractivas, y si alguna vez las injuriaron sin motivo —como hoy ya hacen con Smith—, luego se “solidarizan” con ellas. Apartando la podredumbre ética que tal actitud supone, es cierto que González ocupa una oficina en uno de los edificios del ICAIC, “tristemente” remodelada y amueblada, con el objetivo de cumplir la “triste” tarea de coordinar el capítulo cubano de la Red de Redes en Defensa de la Humanidad, de la cual forman parte destacadísimos intelectuales de todo el mundo, entre ellos el recién fallecido Gabriel García Márquez.

Dentro de “otros elementos” que el autor menciona como limitantes del desarrollo cinematográfico en la Isla, no deja de mencionar —porque ignorarlo por completo lo desacreditaría más, dado el peso insoslayable que tiene en las restricciones financieras a Cuba—“el embargo”, (nunca dice bloqueo) que nos impone el gobierno de los Estados Unidos.

La diferencia semántica resulta aquí cardinal: el primer término se refiere a la retención de bienes cuando se ha irrespetado una obligación legalmente establecida (lo cual no se aplica a las relaciones entre Cuba y Estados Unidos); el segundo, es una práctica de guerra silenciosa ilegal y homicida, que incluso obstaculiza el derecho al intercambio cultural que tiene los pueblos estadounidense y cubano. Complementaria a esta política, ha estado siempre la agresión mediática, de la cual es ejemplo el texto en cuestión.

Ninguna acción emprendida por los creadores cubanos para hacer respetar su libertad creativa en las últimas cinco décadas —en los momentos puntuales en los que la política cultural revolucionaria pudo haber sido malinterpretada—, se compara con la batalla de supervivencia que ha debido librar todo el pueblo de Cuba ante las constantes injerencias y sabotajes a su soberanía. Pero ya se sabe que estas conductas heroicas, en los circuitos del poder hegemónico, no venden bien.

viernes, 18 de abril de 2014

La UNEAC de Ernesto Pérez Chang




Tocayo Pérez Chang:

Nuestro encuentro fortuito en facebook hace unas semanas me permitió, además de saludarte, leer los textos que estás publicando en Havana Times.org.
Desconocía esa faceta tuya como articulista y me pareció muy bueno que un narrador de tu reconocida calidad decidiera sumar su voz al coro de los que participan de una manera más activa en la construcción y mejoramiento de nuestra sociedad. Te confieso que el entusiasmo me duró poco cuando percibí  la “yohanización” de tu estreno como cronista social.
El abanico temático que has elegido es variado, por eso me detendré solo en comentar algunos de tus criterios expresados en los artículos que tocan temáticas afines a nuestro común oficio de escritores: “Iniciativas individuales en la cultura cubana, un tema escabroso y urgente”,  “Jóvenes escritores cubanos y la Feria del Libro” y “Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, reunión o acto de circo”.
Es evidente que para ti, nada anda bien en el sistema institucional de la cultura y en la cultura cubana misma. En consecuencia declaras la inutilidad, cuando no la muerte inminente “del sector editorial cubano” (entiéndase el Instituto Cubano del Libro) y de la UNEAC, los cuales deben ser privatizados, refundados o sencillamente, disueltos:
El sector editorial cubano ya no es capaz de asegurar un flujo dinámico y actualizado de la realidad intelectual. Los menguados planes de publicación, la incapacidad de la industria, los volúmenes de impresión del sector educativo, la solvencia precaria de las empresas del libro y los juicios valorativos de diversa índole —desde los estéticos hasta los ideológicos— no respaldan la existencia de un paisaje rico y justo en nuestras letras. Tampoco lo reflejan con diafanidad, mucho menos lo proyectan al exterior. Ese otro panorama invisible para nada coincide con lo que se logra publicar bajo la égida del Instituto Cubano del Libro o por otras instituciones.

Me pregunto, tocayo, si ese “sector editorial” no es el mismo que ha publicado tus ya numerosos libros de narrativa y en cuyo sistema de premios has obtenido –por tu talento como escritor- galardones tan notables como el Premio David de Cuento 1999; el Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar 2003; el Premio de Cuento La Gaceta de Cuba 2008 y el Premio Alejo Carpentier de Cuento 2011. Premios que traen consigo promoción, prestigio, remuneración, publicación de las obras premiadas. Te aseguro que has logrado confundirme pues ahora no entiendo –según tu aguda crítica- si eres una virtud o un error de ese “sector editorial” en tal estado de decadencia. No sabría ahora mismo como ubicarte entre lo que publica el país y ese “paisaje rico y justo en nuestras letras” que reclamas y consideras inexistente.

Crees que la salvación de nuestra literatura está en privatizar el sector editorial y que:

En la historia cubana las revistas y los grupos de opinión y expresión son los que han movido la cultura a planos superiores mediante el debate y la puesta en duda. A veces las iniciativas nacieron de sacrificios personales al límite de la penuria pero siempre en pos de un solo objetivo, el más loable de cuantos existen, engrandecer la nación sintiéndonos libres de hacerlo.

Con esa descripción debo imaginar que te refieras a Revista de Avance, Orígenes, quizás Ciclón, porque para ti lo institucional no cuenta. Haciendo un esfuerzo por entenderte dejo a un lado las omisiones mayúsculas que encierra tu párrafo, la simpleza de su síntesis, y donde dices “han movido la cultura” leo “han movido la literatura” pero, el concepto de literatura que nos regalas anula cualquier esfuerzo de mi parte para leerte con coherencia:
Cuando digo literatura pienso en todos pronunciándose en los términos que deseen, pugnando con el poder, cuestionándolo, poniendo en jaque cada uno de los estamentos que rigen la cultura, sin compromisos o con ellos, como se prefiera, pero desde la más genuina individualidad.
¿De verdad es tu mejor concepto de literatura? ¿No estarás queriendo hacer política sin darte cuenta? En ese caso estás perdiendo la oportunidad de expresar de verdad lo que piensas sobre los temas que enuncias pero en los cuales no profundizas ni ejemplificas.

Nuestro sistema editorial tiene deficiencias, las tienen nuestras instituciones culturales, no se trata de negar esa verdad evidente pero, no creo que privatizando esos sectores se van a solucionar los problemas que más nos afectan. Mencionas de paso el tema de los libros de texto. Asunto que merece la mayor atención ¿Cómo no estar de acuerdo contigo? Seguro recordarás aquellos libros de texto de lectura y literatura en que aprendimos a leer y escribir con Martí, Nicolás Guillén, Eliseo Diego, Onelio, Dora Alonso, Denia García Ronda, por solo mencionar algunos nombres asociados a aquella edad dorada. ¿Qué ha pasado que han bajado no solo la producción sino la concepción, la calidad de los libros con que aprenden los niños cubanos de hoy? Otro tanto pasa si te detienes a mirar el fenómeno de nuestra televisión. ¿Crees de verdad que privatizando esos sectores van a mejorar?

Yo me preguntaría en qué momento se perdió el diálogo entre el Ministerio de Educación, el Ministerio de Educación Superior, El ICRT, el Ministerio de Cultura, la UNEAC, entre las instituciones y los individuos que las integran.En qué momento los creadores, los periodistas dejamos de ejercer una de nuestras más importantes misiones: el ser críticos. El diálogo empieza a perderse precisamente cuando el egoísmo, la desidia, la defensa desproporcionada de intereses personales, la falta de crítica, se van imponiendo.

Sabes bien que tenemos un amplísimo sistema de premios literarios que abarca todos los géneros y ámbitos, desde lo nacional hasta lo local. No creo necesario enumerarlos. Otro tanto sucede con las editoriales, tenemos una estructura que asimila todos los géneros y temáticas, con alcance nacional y provincial sin exclusiones. La experiencia de las llamadas “Riso” permitió, a partir de la segunda mitad de los noventa, no solo salir en auxilio de los escritores inéditos en el devastador panorama del llamado “período especial”, sino que permitió, además, acabar con los “colchones editoriales”.

Esa iniciativa, tan necesaria en su momento, hace rato que pide ser repensada y redimensionada. Una vez aliviadas las necesidades de publicación más ingentes acumuladas en los noventa, vemos –y en eso concuerdo contigo- la proliferación de biografías, historias, y libros de temáticas diversas de alcance muy local y cuya calidad o alcance cultural no justifican su publicación. ¿Puede soportar esa carga el sistema editorial cubano con las grandes dificultades económicas conocidas por todos?Por eso, a diferencia tuya, si creo que persiste la actitud paternalista de un estado que sigue asumiendo esa carga, pero unida a una grave falta de ejercicio de su profesión por los consejos editoriales, la crítica, la intelectualidad, es decir por nosotros, y el plural te incluye, tocayo en tu condición de escritor, editor y articulista. Contrario a ti, creo que en Cuba se publica mucho; tanto, que se publica de más.

Para debatir criterios y situaciones como estos, entre otras cosas, es que existe una organización como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Pero en tu artículo dedicado al Congreso de la UNEAC, no dejas espacio al diálogo porque para ti, No puede haber en el VIII Congreso de la UNEAC otra discusión más apremiante. Incluso, no debiera ni debatirse lo que ya es sabido por todos los miembros y que tiene dos soluciones únicas y evidentes: refundar o disolver”.Tu criterio al menos es coherente con tu fobia a las instituciones y tu afán privatizador. Ya que eres tan categórico y radical en un asunto que involucra a miles de asociados y a la vida cultural del país, te invito a que argumentes sobre algo tan delicado y sobre lo cual pareces tener información que otros miembros de la UNEAC desconocemos y sería muy bueno que la compartiéramos.Te hago la  misma invitación cuando afirmas que, “más de la mitad de sus dirigentes principales, decepcionados, extenuados, han presentado sus renuncias bajo pretextos de todo tipo”.

Es necesario que argumentes. Tu texto sobre la UNEAC  me confunde. ¿Estaremos hablando de la misma institución? Otras de tus afirmaciones categóricas dice:

Para evitar los enfrentamientos encarnizados, las denuncias de arbitrariedades y despotismos, la avalancha de protestas, los planteamientos problemáticos que pudieran cuestionar las bases políticas fundacionales de la UNEAC (así como demostrar con cientos de argumentos su obsolescencia en el panorama cultural), a las asambleas previas no han asistido todos los miembros sino una porción minúscula, escogida con precisión quirúrgica.

 
Por mi parte fui invitado por la Asociación de Escritores a las reuniones de las secciones de ensayo y crítica, de narrativa y poesía. Las invitaciones me llegaron al correo electrónico en mensajes enviados de manera colectiva por el directorio de la Asociación. No me parece que esas invitaciones colectivas fueran dirigidas a “una porción minúscula, escogida con precisión quirúrgica” pues, hablando claro, nos las enviaron a todos los miembros.

Fui a la de ensayo y crítica y puedo asegurarte que el primer y dilatado asunto de la reunión fue la exigencia firme, por parte de la membresía, de que no se hicieran reuniones por secciones, si no que nos reuniéramos en plenaria para que todos expresáramos nuestros criterios y pudiéramos elegir como delegados al congreso a quienes quisiéramos, más allá del contexto de las secciones. Entiéndase: que críticos y ensayistas, poetas, narradores e historiadores participáramos de una sola y completa plenaria. En este justo reclamo fueron protagonistas la Dra. Graziella Pogolotti, Luisa Campuzano, Desiderio Navarro, Eduardo Heras León, Denia García Ronda, Cira Romero, entre otros colegas (me disculpo por cualquier omisión involuntaria). Una vez tomado el acuerdo comenzó la reunión según lo previsto. En ese encuentro se manifestaron muchos y enjundiosos criterios. No recuerdo ninguno complaciente ni cómodo. En esa reunión habló el joven ensayista Carlos Velazco para argumentar que se cambiaran las bases del Premio Nacional de Literatura pues consideraba que debían participar los escritores cubanos que residen fuera de Cuba. Nadie lo censuró. Guillermo Rodríguez Rivera argumentó por qué no estaba de acuerdo y, días después publicó dos artículos sobre ese tema en el blog de Silvio Rodríguez “Segunda cita”. Luego los replicaron otros medios digitales.

A los pocos días, la Asociación de Escritores se reunió en pleno en el teatro “Raquel Revuelta”. Puedo asegurarte que la sala estaba llena. Fueron todos los miembros que pudieron o quisieron. A ti, por cierto, no te vi. En esa plenaria Carlos Velazco volvió a proponer el cambio de las bases del Premio Nacional de Literatura; alguien propuso que cambiaran la periodicidad de la Feria del Libro de la Habana; se habló de las pifias de la Distribuidora Nacional del Libro; del mal estado del pago del derecho de autor a los escritores; se habló de la telebasura; de la subcultura que se trasmite en los medios ante nuestras narices, entre muchos otros y muy diversos criterios. A nadie se le privó de hablar; solo hubo las lógicas alertas de no pasarse de tiempo en las intervenciones. En esa reunión estaban presentes varios directivos de instituciones, entre ellos, Zuleica Romay, Presidenta del Instituto Cubano del Libro, quien hizo una intervención muy esclarecedora y sostuvo un diálogo abierto y franco con todos los que quisieron preguntarle o plantearle algo. En esa reunión se realizó libremente la votación para elegir los miembros que nos representarían en el Congreso.

Ernesto, una Asociación de Escritores invitada y reunida enpleno en un teatro no podrá ser nunca y en ningún lugar “una porción minúscula, escogida con precisión quirúrgica”. En esto sí no siento confusión alguna. Me temo que quizás seas tú el confundido. Esa afirmación tuya en un cuento puede ser considerado un recurso literario. En un artículo de opinión es una falta a la verdad, es decir, una mentira.

Entre las virtudes de publicar en medios digitales está la de recibir los comentarios de los lectores. Tú estás recibiendo numerosos de ellos. Léelos con calma y verás que te hacen un reclamo común que puede encerrarse en este que te escribió “En Jineteras y otros oficios similares” un lector que se identifica como Eduardo:
…yo no me atrevería a asegurar si lo que se dice en este artículo es cierto o falso…como desconozco del tema por lo menos le concedo el beneficio de la duda…pero lo que no me gusta de este estilo de “periodistas” o “cronistas de la realidad cubana” es que nos montan toda una historia sin nombres, sin entrevistas, sin fotos ni cualquier otra cosa que medianamente nos pruebe la credibilidad de su dicho…

Al final de tu texto sobre la UNEAC, anuncias que volverás a escribir sobre el asunto y nos invitas a reflexionar. Reflexiona también antes de volver a escribir en Havana Times.org. Te has labrado un merecido prestigio en el más solitario de los oficios; no lo dañes en malas compañías.


Saludos con afecto,

Ernesto Sierra



sábado, 12 de abril de 2014

Zunzuneo según blogueros cubanos

ZunZuneo tiene nombre y apellidos


Por  Edmundo García

Cuando el pasado martes 8 de abril el Senador Patrick Leahy le preguntó claramente al administrador de la USAID Rajiv Shahen una audiencia en el Subcomité de Asignaciones del Senado de quién fue la idea para ZunZuneo (“Who's idea was it?”), el funcionario evadió responder certeramente (“I do not, specifically.”). La prensa norteamericana entendió que Shah había reconocido que no sabía (doesn’t know). Una muestra de mala administración, pues saberlo debió ser parte de su trabajo. O de falta de ética, porque si lo sabía era su deber decirlo en la audiencia senatorial.


Pero a pesar de esa respuesta y posteriores especulaciones, ZunZuneo tiene nombre y apellidos. Es algo que La Tarde se Mueve ha conocido a través de personas familiarizadas con el trabajo de la USAID. El primer gestor de ZunZuneo y de otros proyectos que se han desarrollado contra la soberanía cubana antes y después, es el gobierno norteamericano. Lo ha dicho el Comandante en Jefe Fidel Castro muchas veces: La causa de todos estos planes de agresión es histórica; consiste en la negativa de los gobiernos norteamericanos de ambos partidos a aceptar que una pequeña isla, situada a 90 millas de sus costas, sea libre e independiente en la determinación de sus destinos. En la edición de ayer jueves 10 de abril (http://latardesemueve.com/grabaciones) del programa La Tarde se Mueve el periodista Lázaro Fariñas recordaba este elemento histórico; que no debe perderse de vista ni siquiera cuando se hable de la “normalización” de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. El proyecto ZunZuneo viola la soberanía de la nación y viola los derechos de miles de cubanos cuyos teléfonos y datos personales fueron manipulados con fines políticos. Incluso en una relación de desigualdad, pues los cubanos podían enviar uno o dos mensajes de respuesta por día y estaban expuestos a recibir todos los que la otra parte estimara.

Daniel Ramos Fernández, Jefe de Seguridad de ETECSA, ha declarado que la empresa se encuentra investigando los hechos. Oficialmente no se ha dicho cómo los organizadores de ZunZuneo pudieron obtener los números telefónicos de los ciudadanos cubanos; pero esto solo pudo ser a través de una operación de inteligencia. Ya sea mediante un agente dentro de la propia entidad en la isla o mediante “hackeo” ilegal de la información. Un “hackeo” que a su vez pudo realizarse desde el extranjero, o desde alguna Embajada acreditada en La Habana que reciba servicios de ETECSA, y que entrara equipos sofisticados a través de valija diplomática en franca violación de las leyes de los dos países. Incluyendo la ley firmada por Bush en el 2003 que prohíbe obtener datos de los ciudadanos sin el consentimiento de estos. En los últimos tiempos proyectos como ZunZuneo han llegado a ser fundamentalmente obra del Departamento de Estado y en particular de la llamada agencia para la “ayuda” al desarrollo internacional, USAID. Al Departamento de Estado han ido a parar planes de subversión contra Cuba que antes manejaban agencias como la CIA; de ahí que a muchos haya llamado la atención el carácter de “Misión” encubierta o “discreta” que tenía ZunZuneo.

La revista Newsweek citó recientemente en este sentido a Fulton Armstrong, un alto ex funcionario de la CIA y la Casa Blanca y ex asesor de la Oficial Nacional de Inteligencia para América Latina, quien reconoció que efectivamente la actuación de la USAID en cuestiones que antes estaban en manos de secciones más especializadas y “serias” provocó comportamientos erráticos, a la larga corresponsables del estancamiento de la solución del caso del sub contratista norteamericano Alan Gross. Pero ZunZuneo tiene relación con nombres específicos; como son los de Adolfo Franco, José Cardenas y Mark Lopes.

Adolfo Franco, de origen cubano, es graduado de leyes en Creighton University (1983) y de historia en University of Northern Iowa (1980). Fue Administrador Adjunto para América Latina y el Caribe de la USAID, nombrado por George W. Bush en el 2001 y confirmado en el 2002. Gestionó el programa de asistencia extranjera con asignaciones de $ 1500 millones anuales para América Latina y el Caribe y participó en la gestión de tratados de libre de comercio en la región. Asesoró a Bush en política exterior y a la USAID en temas concernientes a Cuba, Colombia, Haití y Venezuela. En el 2008 asesoró la campaña presidencial de John McCain en temas relacionados con la comunidad latina.

José Cárdenas, también de origen cubano, fue Asistente de Administración de la USAID para América Latina y el Caribe durante el gobierno de George W. Bush. Dijo en una entrevista reciente que el elemento tecnológico era ya una de las prioridades mientras trabajaba con la USAID. Específicamente sobre ZunZuneo consideró que llegó a ser muy popular y consumir los fondos; pero que igual provocaba burlas entre personas que sabiendo a donde iba todo eso desde la vieja época en que se envenenaban tabacos y se preparaban crustáceos explosivos contra los líderes de la revolución, estaban por una vía  más realista de resolver los problemas de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. (http://interamericansecuritywatch.com/usaid-defends-cuban-twitter-program/)  Por su parte Mark Lopes, que la página oficial de la USAID (http://www.usaid.gov/who-we-are/organization/mark-lopes) muestra como su actual Subadministrador Adjunto para América Latina y el Caribe, fue miembro del equipo del Senador Bob Menéndez y trabajó como consejero en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que hoy preside el legislador de New Jersey. Si seguimos su trayectoria no es casual que Menéndez, en su más reciente discurso en el Senado (http://alongthemalecon.blogspot.com/2014/04/senator-zunzuneo-not-cockamamie-idea.html), haya dado una bienvenida de estrella de Hollywood al administrador de la USAID Rajiv Shah, aprobando de manera automática, sin necesidad de escuchar muchos argumentos, las acciones que esa agencia ha emprendido contra Cuba. Opino que las personas mencionadas, incluyendo al propio Senador Bob Menéndez, deberían testificar bajo juramento en una comisión creada a los efectos. Y si mienten, asumir las consecuencias que trae el perjurio. Los vínculos de estos personajes con la derecha cubanoamericana en Estados Unidos, tanto la que medra en Miami al estilo de Gus Machado y Jorge Mas Santos, como la que adula y conspira en los pasillos de Washington DC usando vectores como Otto Reich y el tan gastado Frank Calzón, muestran con precisión quiénes están detrás de ZunZuneo.

El Senador Patrick Leahy sabe todo esto, pero la disciplina partidista le lleva a ser serenamente discreto. Aunque como demostró en la audiencia del sub Comité de Asignaciones del Senado, la incompetencia de los funcionarios puede llevarlo al borde del desespero.

domingo, 6 de abril de 2014

¿Qué tiene que ver Yoani Sánchez con Zunzuneo?

¿Alguien duda de la relación de Yoani Sánchez con el gobierno de EE.UU.? En la foto la mercenaria junto vice presidente, Joe Biden
Documentos estratégicos obtenidos por The Associated Press muestran que Yoani Sánchez fue una de las personalidades que según los organizadores podrían transmitir su “microblog en Twitter a través de la plataforma de mensajería de ZunZuneo”.

jueves, 3 de abril de 2014

Alen Lauzán, el Payaso que se metió a Mercenario

El equipo contrató a Alen Lauzán Falcón, un artista satírico nacido en La Habana y que vive en Chile para escribir mensajes “a la cubana”. Algunos tenían un contenido moderadamente político, otros eran cómicos.

Falcón dijo en una entrevista que nunca le dijeron que estaba escribiendo mensajes para un operativo del gobierno de Estados Unidos, pero no se arrepiente de haber participado.